Siembra de árboles en Cerro Atacazo

 



Al menos 600 plantas de Polilepis, Níspero, Pusupato y otras especies, alcanzaron a sembrar los voluntarios del Solidario, en el Cerro Atacazo el viernes 21 de abril. En palabras de Edison Viteri, vicepresidente de captaciones y tesorería del Banco y presente en la siembra, “los Guardianes del Agua -que así se denominan quienes contribuyeron todo el año con fondos para proteger las fuentes de agua- pueden sentirse orgullosos de ser dueños de más de 2000 arbolitos en este monte ubicado al sur de Quito.” En efecto, con las donaciones de los Solidarios, ese es el número total de árboles que se ha sembrado en esta reserva protegida de la cordillera.

A 3700 mts de altura, con un clima frío y nublado, Gustavo Galindo, representante del Fonag, mostró la manera adecuada de sembrar las plantas. Explicó que proteger y resembrar la flora natural de las laderas y quebradas es vital para la obtención de agua y la seguridad contra aluviones, de la población que vive más abajo.

Por su parte, Galo Medina, director de The Nature Conservancy (TNC) en Ecuador, habló sobre el acuerdo con el Solidario y este organismo internacional, y aplaudió la presencia de los voluntarios.

Estuvo también presente Bert de Bievre, Secretario Técnico del Fonag, y otros funcionarios de TNC.

En el bus de regreso, July Ruiz, colaboradora del Banco, indicó que proteger la naturaleza ya no es un acto esporádico ni una distracción sino una obligación constante de todo ciudadano.